domingo, 23 de noviembre de 2008

Castigan usura de prenderías y ‘gota a gota’ en Colombia


Dos nuevos decretos expidió el Gobierno para complementar los cuatro presentados el pasado lunes y que tienen el propósito de terminar con la emergencia social originada por las llamadas agencias captadoras ilegales de dinero.

Según la nueva reglamentación, los dueños de las prenderías y los prestamistas ‘gota a gota’ serán castigados con mayores penas.

También se eleva a categoría de delito la omisión de reporte sobre transacciones, movilización o almacenamiento de dinero en efectivo. Los artículos que se modifican con el decreto se amparan en la ley 599 de 2000 y establecen el aumento del castigo a la usura en la venta con Pacto de Retroventa (prenda) o del contrato de Reporte o del mecanismo de Cobros Periódicos (gota a gota).

"Se aumentará la pena de una tercera parte a la mitad", se lee en el decreto. Es decir, que si el juez determina 90 meses el castigo (máxima pena) esta automáticamente aumentará entre 30 y 45 meses más.

"El decreto ataca una de las fuentes de mayor usura, las llamadas ‘casas de empeño’, donde cobran intereses de 10 por ciento mensual; los créditos extrabancarios llamados "gota a gota", en los cuales se pagan elevadas tasas y con pagos diarios, así como las llamados "reporte"; estos sirven para obtener préstamos que constituyen actividades agiotistas", dijo el ministro Fabio Valencia Cossio.

Asimismo, con otro decreto para la misma ley, el Gobierno eleva a la categoría de delito la omisión de reportes sobre transacciones en efectivo, movilización o almacenamiento. En ellos se castiga al empleado o administrador de una institución financiera o de cooperativas que ejerzan actividades de ahorro y crédito si oculta el origen ilícito del dinero.

La medida prevé que quien incurra en esta conducta tendrá en prisión de 32 a 108 meses y multa de ciento treinta y tres (133) a quince mil (15.000) salarios mínimos legales vigentes. Se espera que el Gobierno entregue nuevas medidas en los próximos días, las cuales se suman a las ya establecidas contra las captadoras ilegales.

Lluvia de críticas

El castigo a la usura sin posibilidad de excarcelación ha recibido críticas por parte de especialistas, quienes señalan que la mejor manera de luchar contra ese delito es aumentar la competencia entre los bancos y no amenazar con más años de cárcel.

"No me parece que la solución sea dar más años de cárcel. La usura se resuelve con un sistema financiero que le llegue más a la gente de bajos recursos", dice el ex presidente de la Asociación Bancaria y de Entidades Financieras de Colombia (Asobancaria), César González Muñoz.

Para el exsuperintendente de valores, Gabriel Taboada, para que las compraventas dejen de existir, las instituciones financieras deben interesarse más por nichos vulnerables de la sociedad y debe permitirse más competencia para bajar los costos de los créditos formales.

Asimismo, reitera que disminuir los requisitos y las complicaciones para acceder a préstamos es fundamental.

No hay que permitir abusos

A juicio del ex superintendente financiero, Augusto Acosta, el crédito informal abusa de los clientes de manera exabrupta, por lo que desestimular esas prácticas con todos los instrumentos legales es adecuado. Sin embargo, es consciente de la informalidad de este mercado, lo que hace difícil controlarlo.

2 comentarios:

nancy.ospina1 dijo...

hola a mi me parece que castigar a los gota agota con la carcel puede ser de alguna manera injhusto, porque es como un medio de vida y sustento, ahora hay personas que son utilizadas para cobrar pero no son prestamistas, me imagino que es bueno diferenciar entre el cobrador y el prestamsita dueño del dinero, y darle a la gente de bajos recursos las posibilidades bancarias.

MARCELA TARAZONA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.